Saltar al contenido
Direct Abogados
IRPH

No es nuestra intención realizar aquí un artículo jurídico ni exhaustivo sobre el IRPH, sino mostrar una serie de criterios para que un consumidor medio pueda conocer  de forma sencilla y sin conocimientos jurídicos si una eventual reclamación judicial tiene viabilidad para obtener la devolución de unos intereses que previamente ha abonado en exceso.

A tal fin, y en lo que aquí interesa, queremos responder a las preguntas mas comunes de la forma mas sencilla:

¿Qué es el IRPH?

Se trata de un índice oficial y variable que se ha venido utilizando durante años para calcular los intereses que se pagan en algunas hipotecas. Los intereses de las  hipotecas de tipo variable se calculan con un diferencial (normalmente IRPH o Euribor + un porcentaje fijo)

Si bien hay diversos tipos de IRPH –incluso alguno ya eliminado por Ley-, ahora mismo lo importante es si nos lo están aplicando.

¿Porqué en la actualidad el IRPH perjudica gravemente al consumidor?

Hasta 2009 no existían grandes diferencias entre Euribor e IRPH pues ambos se mantenían mas o menos  parejos, subiendo y bajando en medida semejante.

Pero cuando en aquellas fechas, a causa de la crisis financiera, comenzó a bajar el Euribor hasta llegar a niveles negativos –como actualmente-, el IRPH no lo hizo siempre se mantuvo mucho mas estable en torno a los 2 puntos.

¿Qué cantidades se pueden reclamar?

Precisamente es la diferencia entre ambos índices, con especial relevancia desde el año 2009 donde las diferencias entre ambos índices comenzaron a ser sustanciales.

Evitemos el error de pensar que dos puntos de diferencia no es importante y no nos vale la pena reclamarlo. Una adecuada valoración debe hacerse no solo teniendo en cuenta la diferencia entre ambos índices, sino teniendo en cuenta que normalmente nos hallamos ante prestamos de cantidades muy importantes por los que venimos pagando periódicamente intereses. No es lo mismo el 2% de 3.000 € que de 100,000-200,000 o 300,000 €.

Y tampoco es baladí una retroacción de 1 cuota puntual y que de las cuotas de 10-15 años.

A lo que aún podríamos añadir que cabe la posibilidad de pedir al juez que condene también a la devolución del interés legal de lo indebidamente pagado.

También hay un efecto a futuro, y es que desde que tengamos una sentencia firme que declare la nulidad de nuestro IRPH, no volveremos a pagar el mismo sino que probablemente se nos aplique el Euribor que como hemos visto es mucho mas beneficioso.

¿ Conforme a los criterios que ordena el TJUE  en la Sentencia del caso  (C-125/18), dictada el 3 de marzo de 2020), que obligación tenía la entidad bancaria? – e incumplió de  forma prácticamente sistemática-

Sin perjuicio de otras cuestiones, y añadidos que se puedan realizar, el eje de la reclamación –como en las cláusulas suelo- está en la falta de información que permiten al consumidor tener un conocimiento del funcionamiento del índice, procurándole información sobre su evolución.

Es decir, la entidad bancaria debió, antes de la firma de la escritura facilitar una información comprensible –normalmente a través de gráficos- de cómo se comportaba en el mercado el IRPH durante los 12 meses anteriores, e incluso comparándolo con otros índices como el Euribor.

Tuvo que hacerlo, no se hizo, y ahora además le corresponderá probarlo en juicio, lo que se torna muy complicado.

¿Que documentos hay que examinar?

La parte de la escritura en que se regulan los intereses (solo esas  paginas) que suelen estar en la clausula tercera y donde aparecen términos como IRPH, EURIBOR, CECA, TIPO DE REFERENCIA, TIPOS SUSTITUTIVOS).

Si al final de la escritura aparece un documento unido por el notario con una especie de resumen de la información general del préstamo hipotecario o aparece en el encabezamiento “oferta vinculante”, o si el banco se lo hizo firmar aparte y lo conserva también es de interés.

¿Costes del procedimiento?

Disponemos distintas formulas para que usted pueda reclamar, incluso si no tiene disponibilidad económica alguna en este momento, y pueda esperar al final del procedimiento y en función de su resultado.

¿Tengo algún riesgo?

Si usted es consumidor, es decir pidió el préstamo hipotecario para comprar su casa, o para su propio consumo, no corre riesgos de tener que pagar al banco ninguna cantidad en concepto de costas.

¿Quieren que evaluemos, sin coste alguno y sin desplazamientos, sus posibilidades de recuperar el dinero pagado en exceso en concepto de intereses?

Pueden remitirnos:

– Paginas de las escritura relativa  a los intereses.

– Oferta vinculante (unida a la escritura o firmada a parte) si es que se la hcieron.

– Con la eliminación de sus datos personales, uno de los últimos recibos de hipoteca que ha pagado.

Contacta ahora con nosotros a través del formulario de contacto.