Saltar al contenido
Direct Abogados

Abogado de Familia

Abogados de Familia

Los  procesos judiciales  en el ámbito de familia, tales como el divorcio, la separación  y las medidas de hijos extra-matrimoniales constituyen uno de los procedimientos más habituales ante los Tribunales de Justicia, siendo absolutamente necesaria la participación de un buen abogado de familia.

Suelen presentarse controversias, en especial, cuando existen menores nacidos o adoptados en el seno de la relación, de ahí la importancia de contratar los servicios de un buen abogado de familia. En estos casos los procedimientos judiciales descritos, vienen a establecer una serie de medidas que regirán a partir de ese momento las relaciones de los padres con sus hijos menores, tales como:

La patria potestad

Vendría a constituir el otorgamiento de la capacidad de decisión sobre aspectos fundamentales de la vida del menor, tales como los relativos a salud, formación, administración de sus bienes, etc. Salvo supuestos excepcionales se suele otorgar conjunta.

Guardia y custodia

Consiste en la determinación del progenitor con el que el menor va a pasar a residir de forma habitual, y quien va a adoptar las decisiones a diario sobre su hijo, y siempre en interés del mismo. Esta guardia y custodia puede ser – y cada vez es más frecuente- , ser compartida en función de un conjunto de parámetros que giran siempre en interés del menor.

Un régimen de visitas ordinario y vacacional

Viene constituido por el  derecho-obligación de los padres a relacionarse con los menores con los que no conviven habitualmente. Es  práctica habitual la introducción de visitas intersemanales, más allá del clásico fin de semana cada quince días, así como las vacaciones escolares por mitades. En cualquier caso nuestra abogado de familia le planteará diversas alternativas.

La pensión de alimentos

Importe económico  con el que el progenitor que no convive colabora y contribuye al sostenimiento de su hijo en sus aspectos fundamentales, tales como la alimentación, vestido, habitación y formación. En supuestos de guardia y custodia compartida no viene estableciéndose una pensión de alimentos al uso, pues cada progenitor sostiene al menor cuando se encuentra en su compañía, aunque se suelen establecer otros tipos de medidas económicas comunes a ambos progenitores para evitar corregir cierta desproporcionalidad según los periodos de convivencia del menor (Ej. Inicio de curso)

Atribución del uso del domicilio y ajuar familiar

Es la decisión sobre que progenitor queda en uso del inmueble que constituyó el hogar familiar común, y por cuanto tiempo. La decisión sobre esta cuestión, cuando se trata de un procedimiento judicial contencioso, va unida al resultado de la decisión sobre la guardia y custodia, de tal manera que será el padre o la madre que se quede con el menor quien haga uso del inmueble. La correspondiente, y frecuente hipoteca, correrá a cargo del titular del inmueble.

Las anteriores medidas son obligatorias, incluso serán adoptadas de oficio por el Juzgado, si ninguna parte lo pide.  A estas puedes acompañarse otras de carácter adicional y que las partes pueden solicitar al Juzgado que se pronuncie, tales como la contribución de los progenitores a las cargas del matrimonio o la existencia de derecho a la pensión compensatoria.

Consulte a nuestro abogado de familia mediante el formulario de contacto, o pidiendo cita en nuestro despacho de abogados en Valencia